El viernes 28 de octubre participé como orador en la Audiencia Pública por Tarifas de Luz realizada en el Teatro de la Ribera.

Ante las autoridades presentes expresé que el Ente Regulador debió haber presentado una evaluación de los 24 años de concesión de las empresas, que han demostrado problemas tanto en la época de ‘gloria de la tarifa del 1 a 1’ como cuando las tarifas no las favorecieron. Asimismo, que se carece de información respecto de los subsidios que recibieron tanto Edenor como Edesur, así como también de lo sucedido con los fondos del FOCEDE (Fondo para Obras de Consolidación y Expansión de Distribución Eléctrica) manejado por las empresas de 2012 a 2014 y por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de 2014 a diciembre de 2015. No se puede aceptar un nuevo aumento sin una evaluación.

Luego expresé que las tarifas de luz, gas y agua deben ser vistas en conjunto, pensarse en un sentido macroeconómico para así tener en cuenta qué sucede en la economía argentina, el impacto sobre el bolsillo del ciudadano que puede pagar, del que no puede hacerlo, el inquilino, la industria.

También pedí la unificación del criterio en todos los servicios y agregar algunas contemplaciones tales como los consorcios que dependen del servicio de electricidad para abastecerse de luz, agua y calefacción; las viviendas multifamiliares; las PyMEs que dependen de la electricidad (con una tarifa diferenciada).

Por último, indiqué que el Ente no ha evaluado el cumplimiento de las empresas. Por eso, insté al ENRE a que haga la evaluación y desde allí pensar cómo se sigue hacia adelante, con estas empresas o con alguna otra fórmula que el Estado proponga.

banner gen