Justicia Democratica

La candidata a presidenta de la Nación, Margarita Stolbizer expuso en la Asociación de Magistrados "Justicia Democrática". "La justicia debe ser igual para todos y el poder judicial debe garantizar ello. Es su razón de ser, que todos tengamos acceso a la justicia." "En gobierno actual busca ubicar jueces y fiscales afines para garantizar la impunidad de los funcionarios corruptos".  Los pilares de PROGRESISTAS son la Decencia y la Igualdad. Necesitamos una sociedad que reconstruya los valores para poder tener una Argentina mejor".

Reunion con Dirigentes de CEAP

Sergio Abrevaya junto a Daniel Milacci, presidente de CETAP, escucharon las propuestas para el sector de lacandidiata a presidente, Margarita Stolbizer. "Este gobierno usa la discrecionalidad a su antojo, por eso nuestro diagnóstico sobre las compensaciones, radica en la discrecionalidad del reparto y la falta de transparencia de las mismas." "En materia de manejo de la economía argentina hay impericia por un lado pero por otro un interés por los negocios de pocos".

Caminata por Caballito

Estuvimos en Acoyte y Rivadavia caminando junto a Margarita Stolbizer, Roy Cortina y Verónica Gómez. Muy buena la recepción de todos los vecinos y el aliento que nos dieron para seguir adelante!!! Vamos Progresistas!!!

 

Reunion con la Cámara de Comercio

Hoy estuvimos junto a la candidata a Presidente Margarita Stolbizer y el Diputado Manuel Garrido en la Cámara Argentina de Comercio, exponiendo las Propuestas de Gobierno de Progresistas 2015. Ante los empresarios presentes, la Candidata a Presidente Margarita Stolbizer sostuvo que "Hay dos cuestiones principales que hay que corregir rápidamente para lograr la Argentina que queremos. Primero, reconstruir los ámbitos de diálogo y la cultura de la cooperación. Es imprescindible poder pensar entre todos qué Argentina queremos. Y el segundo, la necesidad de tener una mirada estratégica a mediano y largo plazo". También destacó que "la estabilidad política genera estabilidad económica. Tener reglas de juego claras, implica tener instituciones fuertes." "Mis primeras medidas serían atacar el Plano Fiscal para recomponer el marco de equilibrio fiscal primario. Luego, atacar la inflación con un programa gradual, con indices confiables y con el compromiso de distintos sectores que se unan para frenar la inflación. Y en tercer lugar, recomponer el sector externo, eliminando las restricciones a las importaciones y saliendo al mundo a buscar nuevos y mejores aliados que los que tenemos actualmente".

No sé si parece o es así, pero la convivencia urbana está peor que nunca. Últimamente noto una mayor tensión en la sociedad y una dificultad por cumplir con las normas escritas o de simple convivencia. Y cuando se pone en evidencia al incumplidor, la reacción es desproporcionada y sumamente agresiva, al grito de “vos que te metes!! Tres clásicos: la basura no es mía: me la saco de encima y la dejo donde me da la gana, sin importarme donde sea; estacionamiento en espera: detengo el auto donde  quiero no importa el lugar: si hay garaje, parada de colectivo o si es espacio para discapacitados; el ascensor: me apropio del ascensor hasta que termino de buscar todo lo que necesito antes de salir. Este comportamiento social deviene de un cambio cultural operado desde los años 70 en los que el individualismo y el sálvense quien pueda imperantes durante  la dictadura, más el egoísmo brutal y consumista de la era menemista, sumado a la voracidad violenta en la que el otro es el enemigo para el kirchnerismo, primaron sobre la idea de comunidad, convivencia y el respeto por el otro. Así, se detuvo la maduración propia de una Argentina que prometía ser próspera. Y este cambio se transformó en insoslayable. Todos estos comportamientos devienen de la mirada entrópica en la que el otro no existe en ningún caso. La inexistencia del próximo va de la mano de una mirada de corto plazo virulenta, que deriva de la necesidad primaria y egoísta, que no tiene en cuenta el impacto que las propias acciones tienen sobre los demás y también sobre uno mismo en el futuro. Llamo a este tiempo crítico “la era de la  liviandad”, en la que el prójimo nada importa y dónde lo mediático, lo urgente, vacuo y primario, es primordial. La reflexión, los contenidos, la comunidad y lo trascendente, perdieron la batalla. Debemos volver a empezar.

banner gen