Moverse por la Ciudad es una verdadera tortura.

Para el 52% de los porteños el tránsito está mal. A su vez, el transporte público no alcanza para resolver este problema en los próximos años, que sin duda se agravará. La gestión actual no se ocupó seriamente de tratar el tema a largo plazo y así es que estamos pagando las consecuencias.

Los porteños viajan un promedio de 78 minutos por día para ir y volver de sus trabajos. En casos extremos, llegan a viajar 2 horas diarias.

Hoy los vecinos de Buenos Aires ya deberían tener una boca de subte cerca de su casa. De cada 10 viajes que se hacen en la Ciudad, 9 son por arriba y solo 1 es subterráneo.

Necesitamos un plan de transporte pensado de acá a 10 años, para solucionarle definitivamente la vida a los millones de porteños que pierden su tiempo viajando. El Metrobús es un paliativo al problema del transporte, pero por sí solo no alcanza para una solución a largo plazo.

Propuestas para mejorar el transporte y el tránsito:

  • Ampliar la red de subte a 100 km: es urgente incrementar la construcción del subte al ritmo que la Ciudad necesita, comenzando por las líneas G y F ya proyectadas. Hay que avanzar, además, con el soterramiento del tren Sarmiento, cuya traza divide la Ciudad en dos, complicando el tránsito vehicular.
     
  • Ampliar la red de carriles exclusivos para colectivos: este transporte moviliza el 70% de los viajes diarios. Los carriles exclusivos deben llegar al límite de la Ciudad y  también en las vías rápidas de acceso.
     
  • Carril libre obligatorio en manifestaciones: como todos sabemos y padecemos, las movilizaciones con cortes de calles en la Ciudad se multiplicaron en la última década, interrumpiendo la libre circulación de los porteños mientras la policía mira sin poder hacer nada. Todo ciudadano tiene derecho constitucional a la protesta en la vía pública. De igual manera, los que elegimos seguir con nuestras actividades deberíamos poder circular libremente sin inconvenientes.
    Mi propuesta consiste en la creación de 2 carriles de libre circulación garantizada en avenidas y para transporte público, ambulancias y fuerzas policiales.

 

banner gen