EDUCACIÓN: CAMBIAR PENSANDO EN EL MEDIANO Y LARGO PLAZO

Vivimos una era en la cual la educación se enfrenta a nuevos paradigmas.

Para que nuestros hijos puedan desarrollarse laboralmente o en carreras de mayor nivel,  la escuela debe llevar a cabo 3 alfabetizaciones: la de la lengua, la matemática y la digital. Hoy, la interacción y el conocimiento circulan por Internet. El desafío consiste en motivar a los jóvenes a que se interesen y apuesten a una educación a largo plazo que les permita acceder a trabajos calificados.

La vieja idea de que la escuela educa por un lado y la familia por otro está caduca.

La Educación, pensada a largo plazo, requiere la transformación de la escuela secundaria para que "aprendamos a aprender" en un mundo que está en constante cambio. Solo aprendiendo a aprender como comunidad, con la excelencia en la enseñanza como objetivo y el acceso a una enseñanza de calidad para todos, la brecha educativa tenderá a desaparecer abriendo el camino a la buena convivencia.

 

Mis propuestas para mejorar la educación se basan en las siguientes premisas: 

  • Elaborar una relación directa de los proyectos educativos, por institución, con la universidad y el mundo laboral.
     
  • El conocimiento se coconstruye, transmite y descubre contenidos, competencia y saberes. La nueva escuela es mundo de interacción, que debe incorporar los nuevos modelos tecnológicos.
     
  • Construir una escuela inclusiva en la excelencia. Sin exigencia no hay cambio.
     
  • Escuela con proyecto propio, capacidad de decisión sobre calidad, docentes y más autonomía en lo pedagógico.
     
  • Un espacio de convivencia donde se escucha y entiende la cultura de los jóvenes.
     
  • Elaboración de planes de estudios flexibles, pensados para la salida laboral, con  intereses vocacionales y con proyección en la continuidad en los estudios, incluyendo materias optativas y cuatrimestrales en el secundario, para que el alumno pueda diseñar su plan de estudio.
     
  • Sistema educativo flexible y permeable a la novedad.
     
  • Una escuela que interactúa con el mundo del trabajo, de la producción, de los servicios y de las organizaciones sociales.
     
  • Educar es un trabajo en equipo.
     
  • Ampliar la aplicación de la Ley de Mediación Escolar -de mi autoría- para prevenir conflictos como el bulling y desarrollar una cultura de armonía y convivencia.
     
  • Infraestructura adecuada al nuevo modelo pedagógico.
     
  • Ampliar los espacios de educación artística y de prácticas deportivas.
     
  • La Ciudad recupera por decisión propia la mayoría de las orientaciones históricas perdidas ante el Consejo Federal de Educación en el 2013/14.

Todas estas ideas surgen de los informes y estudios elaborados por el Consejo Económico y Social de Buenos Aires que presido.

 

banner gen